• Sergio Zaras

LA VERDADERA RIQUEZA

Actualizado: 14 de abr de 2021

No es más rico quien más obtiene, sino quién más retiene.


Hoy he decidido escribir sobre este tema porque la mayoría de la población actual tiene un concepto totalmente distorsionado sobre la riqueza y que es ser rico, y esto ocurre porque para favorecer el consumo; las películas, la televisión y la propia sociedad han decidido mostrar un canon de personas ricas totalmente incierto.


Recuerdo una ocasión donde hablando con un amigo que había trabajado durante muchos años en la banca, me comentaba como había observado que las personas que mejor vestían y que mejores artículos de lujos poseían, eran las personas que menos dinero en sus cuentas corrientes tenían y más crédito pedían. Esto me llamó la atención y aunque no es decisivo, me di cuenta que las personas más ricas que conocía, eran realmente frugales. De hecho, cuando estudie las vidas de multimillonarios como la de Warrent Buffet, Carlos Slim o Ingvar Kamprad entre muchos, así lo corroboraban.


Aún así, tampoco quiero que me malinterpretes, los ricos claro que gastan dinero y viven una vida abundante. Pero son inteligentes y solo gastan una pequeña parte de lo que ganan. Ahí está la cuestión. No hay nada negativo en gastar dinero en ropa, en tecnología, experiencias caras.. Pero la pregunta es: ¿tienes la capacidad de gastarlo?. Incluso hay una pregunta más importante que ''si tienes la capacidad de gastarlo'': ¿Qué importa más lo que pareces que eres o lo que eres?. Un rico sabe que no debe de demostrar a nadie que es rico porque sabe lo que es, de modo que no necesita comprar coches caros, ropa cara, ir a experiencias caras.. para aparentar ser lo que ya es. Los ricos tienen muy claro hacia donde van y no se dejan persuadir por la opinión de la sociedad. Saben que es igual de importante tanto ganar dinero, como retenerlo.


Y si hablo del polo opuesto es porque es algo que veo asiduamente en mis clientes; por mucho que ganan, mucho que gastan. Tienen una estrategia para ganar dinero, pero no tienen una estrategia para gastarlo. De forma que su mes termina de la misma forma que empezó; dando igual si ganan 3.000€, 10.000€ o 50.000€ mensuales. Si te has gastado todo lo que has ganado, no vas a poder alcanzar la riqueza, y si ademas estás gastando más de lo que ganas pidiendo prestamos, lo único que estás haciendo es cavar tu propio foso hacia la pobreza financiera.


Y esto es importante entenderlo, dá igual si ganas 10.000€ mensuales; eso no te hace rico. Sí te los gastas, eres igual de pobre que quien cobra 1.000€ mensuales y se los gasta. De hecho, quien cobrá más normalmente tiene una vida más lujosa y acumula mayores prestamos que quien cobra menos. Por lo que en riqueza neta, es posible que incluso sea más pobre la persona del primer caso que una persona que gana 1.000€ y ahorra o invierte 500€ mensuales.


Entonces, si lo que ganas al mes no te hace rico, ¿que es lo que te hace rico?. Tu inteligencia para utilizar el dinero que ganas. Como bien he comentado antes, da igual lo que ganes si lo usas en tu contra. El propio martillo no es bueno ni malo, pero tiene la capacidad de destruir o construir. Pues justamente así es el dinero. Lo que hacemos con él es lo que determina nuestro nivel de riqueza.


En este caso, los ricos son ricos porque utilizan el dinero con inteligencia; saben cuales son sus prioridades frente al dinero y no permiten que gastos incensarios erosionen su riqueza. Por eso mismo y como hemos comentado más arriba, solo gastan una pequeña parte de lo que ganan en lujos y la otra parte la destinan a la inversión.


Para adquirir la riqueza debes de ser muy consciente sobre en que gastas tu dinero, marcar una estrategia inteligente y atribuir un porcentaje a cada causa. De modo que cuando varie tus ingresos, también varíe la cantidad del gasto y de esta forma, siga teniendo coherencia tu estrategia.


No voy a decirte como debes de crear tu estrategia ni en que debes de gastar tu dinero, pero si de verdad deseas la libertad financiera y la riqueza, deberías de invertir al menos el 30-50% de tus ingresos. Cuanto porcentaje destinas a tu alimentación, formación, ocio y otras cosas es cuestión tuya y de tus necesidades, pero si de verdad anhelas la riqueza, deberías de coger un papel ahora mismo, apuntar que ingresos tienes mensualmente y que porcentaje (sobre 100%) deberías de destinar a cada ámbito de tu vida como las necesidades básicas, el ocio, la formación, la donación.. (teniendo muy en cuenta la inversión).


Llevar a cabo rigurosamente este ejercicio te ayudará a tener control sobre tus finanzas y a medida que tu inversión vaya creciendo, también lo harán tus ingresos. Esto significa que con el tiempo tendrás más dinero para gastar y por lo tanto tu nivel de vida aumentará. Así es como lo hacen los ricos de verdad, aumentan un poco su nivel de vida en función a sus ingresos, sin olvidarse nunca de regar la planta. Saben que si riegan la planta continuamente, más tarde tendrán agua, frutos y sombra. Es mirar a largo plazo continuamente y actuar inteligentemente en el corto plazo lo que les arroja hacia la riqueza.


Por eso, si tienes la determinación de cumplir esta estrategia y posees la paciencia suficiente, sin duda alguna serás propulsado hacia la libertad financiera y la riqueza más pronto de lo que puedas imaginar.


¡Gracias por haber llegado hasta aquí!. Si te ha servido esta información seguro que podemos ayudar a muchas más personas si la compartes.




84 vistas

Entradas Recientes

Ver todo