• Sergio Zaras

DIVISAS VS DINERO

Actualizado: 23 de abr de 2021

Desde que somos pequeños nos han hecho creer que las monedas con las que intercambiamos valor es dinero, y aunque la Real Academia Española define Dinero como ‘’medio de cambio o de pago aceptado generalmente’’, no es muy adecuado utilizar la palabra dinero para hablar de las monedas de cambio que utilizamos usualmente. O al menos para preservar la riqueza. Te explico el porqué.


Como ya sabemos, el lenguaje que utilizamos define conceptos dentro de nosotros que nos posibilita ver una realidad más reducida o extensa. Como solo podemos ver aquello que está en nuestro lenguaje, mientras más reducido sea nuestro lenguaje, más reducida será nuestra realidad y lo que somos capaz de identificar en ella. Por este motivo existe el Lenguaje de la riqueza, para que al conocer más conceptos, podamos ver un campo más amplio y tomar mejores decisiones. Mientras más rico sea tu lenguaje, más rico serás tú.


Por eso, para que algo sea llamado dinero en la educación financiera (llamado también dinero sólido para diferenciarlo del concepto que aparece en el diccionario), debe de tener un valor intrínseco que no sea fiduciario. Esto quiere decir que su valor debe de ser un valor real, no un valor ilusorio y ficticio como el que tienen las monedas creadas por los gobiernos y los bancos centrales.


Lo natural sería que cuando cambiases un objeto o servicio lo cambiases por algo de un valor similar (como cuando se utilizaba el trueque). Lo cierto es que esto ya no es así y ha sido totalmente distorsionado con el paso del tiempo. Ahora vemos como es algo normal intercambiar servicios y bienes por algo que apenas tiene valor (papeles de colores) y que no está respaldado por nada más que por la obligación de utilizarlos. Esto crea una sensación falsa de que los papeles de colores tienen valor, pues hemos asociado el bien (que si tiene valor) con las monedas. Por este motivo vamos a diferenciar los papeles de colores del dinero, porque son cosas diferentes.


A que partir de ahora al dinero que usamos regularmente como método de intercambio le vamos a llamar divisa, mientras que al otro tipo de dinero que trataré a continuación le llamaré dinero o dinero sólido.



DIVISA VS DINERO SÓLIDO


Las personas que tienen educación financiera saben perfectamente que existe una gran diferencia entre las divisas y el dinero sólido. Conocer esta diferencia ha permitido que innumerables familias hayan preservado su patrimonio durante cientos de años. Sin embargo, la mayoría de la población no conoce esta diferencia, y este desconocimiento está produciendo que la mayoría de sus ahorros se esté reduciendo a cero con el paso de los años.


Como bien dice la Real Academia Española, la moneda es un medio de cambio o de pago aceptado generalmente. Aquí debemos de quedarnos con la palabra ‘’cambio’’. Es fundamental comprender que todas las divisas (ya sean Euros, Dolares, Yuanes, Libras..) tienen el mismo fin; ser intercambiadas. El problema es que mucha parte de la población sigue arrastrando la creencia de que las divisas tienen un valor como así lo tenía antiguamente, de manera que cuando no las usan, las guardan.



El rico es rico porque sabe que la función de la divisa es el intercambio y la función del dinero es el almacenamiento de valor. Mientras que el pobre no conoce esta diferencia (creyendo que es lo mismo) y solo utiliza la divisa para intercambiarla y sobre todo, para almacenarla sin saber que está perdiendo valor de manera estratosférica. Por eso, es fundamental comprender que las divisas son como el agua; si no fluyen se pudren.


Por otra parte, los ricos saben que no solo es importante obtener, sino también retener. Por eso mismo para ellos no es coherente meter mucho dinero en un saco (banco) si tiene un gran agujero (inflación). Es por esto que deciden guardar la menor cantidad de divisas posible y preservar su capital en dinero sólido.



¿Qué es el dinero sólido?


El dinero sólido es un activo intercambiable, donde su valor no se basa solamente en la confianza que las personas depositan en él (como así ocurre con las divisas), sino en su utilidad, en la energía que se requiere para obtenerlo, en su finitud, en la dificultad de su obtención, en su capacidad de ser intercambiado..


Son activos como el Oro, la Plata o el Bitcoin. Este tipo de activos son elegidos por los ricos para proteger su patrimonio de la inflación, de los gobiernos y otras entidades.


El gran beneficio de este tipo de activos no es solamente su valor intrínseco, sino que permite a los ricos ser más libres, más anónimos y estar más seguros. Prefieren este tipo de dinero porque a diferencia de las divisas, son de ellos, nadie les pone límites y está en su posesión.



¿Por qué el dinero sólido les hace ser más libres, anónimos y estar más seguros?


Frente a la libertad, el problema de las divisas es que a pesar de lo que muchas personas creen, no son de quien las portan. Son del banco central que las crea y lo único que se posee es la capacidad de utilizarlas, pero eso no las hace tuyas, sino del banco central que las ha creado. Por este motivo el ecosistema de las divisas está tan reglado, no puedes hacer todo lo que desees con ellas y están cargadas de obligaciones y limitaciones.


Frente al anonimato, esto es un problema menor porque aún se utiliza mucho dinero en efectivo, pero lo cierto es que los ricos compran cosas caras y con la excusa de evitar el fraude fiscal, en la mayoría de países solo puedes comprar con efectivo bienes de un valor de pocos miles de euros. Por eso, el problema de las divisas es que la mayoría de ellas están en el banco y por ello en todo momento los bancos saben cuántas tienes y en que las gastas.


Frente a la seguridad, como bien expliqué en este Post, el sistema financiero y los bancos comerciales están en quiebra. En estos tiempos es una medida muy poco inteligente tener divisas en los bancos, pues no solamente estamos a las puertas de una gran devaluación de las divisas, sino que si quebrase el banco en el cual tienes tus ahorros, no habría capital suficiente en los fondos de garantía de depósito para cubrir el saldo de las cuentas de los clientes.


Evolución de los fondos de garantía de depósito


Como intuirás, 3.800 millones de euros no es suficiente para cubrir el balance de los clientes de un banco promedio que caiga en la quiebra. Como los ricos saben esto, es un motivo más por el cual no tienen su dinero en bancos comerciales.


Hasta aquí llegamos con la explicación de porque los ricos sólo tienen la cantidad de divisas necesarias para realizar alguna operación y sobrevivir, mientras que buscan tener sus ahorros en dinero sólido. Saben muy bien la utilidad de cada herramienta y por eso saben usarla a su beneficio.


¡Gracias por haber llegado hasta aquí!. Si te ha servido esta información seguro que podemos ayudar a muchas más personas si la compartes con algún conocido.



89 vistas

Entradas Recientes

Ver todo